Mi cuerpo: ¿mi ídolo?

La disciplina de alcanzar cuerpos fornidos se convierte en una auto-glorificación pecaminosa cuando ya no se persigue como medio para superar nuestras propias carencias y poder servir a los demás porque, al final, la vanagloria nos trae más insatizfacción a largo plazo que beneficios reales.

Advertisements

Este es mi cuerpo: ¿Cristianismo y #BodyShaming?

He pasado mi vida centrada en cuidar mi alma y espíritu, pero mi cuerpo siempre fue desplazado por ser pecaminoso y corruptible. Entonces, ¿para qué Jesús vino a la tierra en realidad?

Cassette 6: Lado B.

Los caminos de la vida no son como yo pensaba. Frase sobre usada como chiste interno entre mis conocidos y yo, pero que totalmente trata de ocultar mi realidad: La vida no es como esperaba que fuese; o por lo menos no es lo que me vendieron. Todo es risas y abrazos cuando no hay problemas… Continue reading Cassette 6: Lado B.

Cassette 6: Lado A.

Solía pensar que cualquier tarea acompañada de una sonrisa era más fácil de hacer. "¿Para qué hacer las cosas si las vas a hacer con mala cara?", me decía mi mamá. Agradezco cada día sus palabras, aunque a veces me generan frustración porque no todo el mundo piensa igual y hasta a veces creo que la sonrisa les debe pesar mucho. Conozco personas que nunca tendrán arrugas ni líneas pronunciadas de expresión porque su rostro siempre está igual de serio. Son casi sombríos y te hacen sentir la necesidad de pedirles disculpas hasta por respirar cerca de su entorno. Pero no necesariamente significa que ellos no sean felices, ¿cierto? Si lo dudas, pues, bienvenido a tu publicación.

Cassette 5: Lado B.

¿No les ha pasado que se levantan con su mejor actitud, dispuestos a salir y triunfar? Saludas a la vida temprano por la mañana, con comida en la mesa te despides del ayuno y con una sonrisa abres la puerta hacia las posibilidades de un día radiante hasta que te encuentras con un patán en la acera o una ridícula en la oficina.  Nunca falta eso que te roba la tranquilidad cuando piensas que todo está listo, eso que te hace correr por las paredes de tu mente buscando una respuesta apacible ante la grosería de otro. Las palabras fluyen como agua de nuestros labios, y a veces siento que necesito una llave de paso. Si también te sucede, pues, bienvenido a tu publicación.